top of page
  • Foto del escritorTheMaharba

El Mundo Technopolar.


Pintura de "El Bosco" El Jardín de las Delicias.
El jardín de las delicias, Jheronimus Bosch (El Bosco) 1500-1501


El 14 de junio de 2023 Ian Bremmer, en una conversación dentro de TED TALKS, logra en menos de 15 minutos resumir una situación sui generis en la historia humana: ¿Quién gobierna el mundo en el 2023?


En su excelente charla, concluye que hay dos fuerzas gobernando: La fuerza militar de USA, que a esta fecha es totalmente superior, y las fuerzas económicas, que son claramente multipolares. Hoy nadie domina la economía por completo; al contrario, esa multipolaridad está tan unida y es tan complementaria entre sí que hace imposible el uso de la fuerza militar sin destruir la economía de quien la use. Esto limita la fuerza militar de USA. Es decir, el juego está en evolución, pero claramente atascado.


Sin embargo, está surgiendo una fuerza nunca antes vista, desconocida incluso para sus creadores y nunca ensayada en la política, economía o sociología.


Esta fuerza posee 3 cabezas como un cancerbero: la computación cuántica, las inteligencias artificiales y las redes sociales.


Esta fuerza tecnológica es desconocida en sus consecuencias y apenas estamos empezando a conocer sus capacidades, usos y ventajas. Pero de lo que sí podemos estar seguros es que quien la controle y posea primero, dominará al mundo.


Es tan abrumadora su capacidad de dominio que puede reeducar un país, levantar o derrocar gobernantes, crear prosperidad absoluta o miseria total, proporcionar salud universal o generar un virus mortal que extinga a la humanidad, desarrollar tecnologías inimaginables y crear una era dorada o un oscurantismo total.


Un poder así es incontestable; es el Dominion absoluto. Y avanza a pasos agigantados justo ante nuestros ojos. Tú, que lees este artículo, eres parte de ello. Tú y yo damos acceso absoluto a nuestra información, inocentemente, consentimos al Dominion. Cada ubicación, palabra, meme, sticker, mensaje, video, "like", seguimiento, compartido, mirada, sonido, silencio, cada vez que duermes y sueñas, estás alimentando una base de datos que a su vez suministra esa información a una IA que busca alienarte para que consumas, entender tus hábitos de consumo y, peor aún, evolucionar para manipularte y convertirte en el consumidor ideal, sin que puedas quejarte (¿por qué te quejarías?) día a día te conviertes en una maquina feliz de consumo perpetuo.


Ian Bremmer finaliza con una pregunta profunda: ¿Cómo usarán esta tecnología los poseedores? Aún más profundo es preguntarse: ¿quiénes son esos poseedores? Si respondemos honestamente, es el fin de la democracia. Nos autoimponemos tecnototalitarismos al aceptar simples términos y condiciones ¿Quién ha consentido ser manipulado o reeducado? Nos confunden con el lenguaje; a la manipulación la llaman "sugerencias", a la reeducación la llaman "feed", y convertirse en una máquina de consumo es "ads". Nos hacen ser culpables ignorantes de entregar nuestra libertad, pues voluntariemente aceptamos esos términos y condiciones de una app.


Este poder absoluto avanza sin restricciones. No es fácil entenderlo ni procesarlo. No hay suficiente tiempo o atención para desarrollar ideas rápidas sobre este problema. Todos los gobiernos están dominados por personas mayores de 40 años, y los más poderosos son mayores de 50, que no entienden nada de recnología, que le piden a sus hijos y sobrinos como abrir una app ¿Cómo van a legislar sobre algo que no comprenden? Y, mientras están ciegos ante ello, las megaempresas avanzan.


No es un problema menor. Debajo de nuestros juegos y estrategias mundanas, surge un nuevo e inmenso poder.


Bajo nuestra ateniense y antigua forma de gobierno "democrático", avanza un gobierno corporativo tecnototalitario y oligárquico. Un mundo gobernado por un Dominion Technopolar, un poder único que cambiará nuestras mentes, cuerpos y sentimientos. Una fuerza incontestable que perdurará 1000 años.


¿Existe activismo político para enfrentarlo? ¿Es posible que los actuales líderes frenen este vasto e incontenible poder? La realidad es que, en 2023, es difícil permanecer en las estructuras obsoletas de gobierno humano, pero ante este gigantesco poder ¿Solo queda la fe inocente en que los dueños de estas super tecnologías tengan buenas intenciones? Hace alrededor de 200 años el historiador Lord Actón dijo: "El poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente" por lo que es un error la inocencia ante esta situación. Si nuestros líderes no actúan rápidamente, solo queda la fe inocente. Si no hacemos activismo político como ciudadanos del mundo (como los sindicatos de actores y guionistas de Hollywood), lo único que queda es fe en la bondad de estos superpoderosos dueños del futuro Dominion.


El interrogante mayor: ¿y si el que gana no tiene buenas intenciones? El mundo technopolar es el mayor experimento humano. El peligro de que el vencedor sea nocivo es enorme.


Es urgente que legislemos y tomemos control de esta situación. Si no lo hacemos, el riesgo de caer en un Dominion Technopolar dañino aumenta. Necesitamos dialogar y tener ideas claras sobre cómo cambiar ese futuro sin depender solo de la fe.


The Maharba.

Entradas relacionadas

Ver todo

Comentários


bottom of page